¿Podría afectar el Brexit a la propiedad industrial e intelectual?

A pocos días de que se celebre el segundo aniversario del Brexit, los jefes de Estado de los países miembros de la Unión Europea debaten sobre el acuerdo comercial con Reino Unido. Una reunión que preocupa y mucho a los titulares españoles de marcas de la Unión Europea que se preguntan qué pasará con sus derechos de marca en territorio británico.

Para que estas marcas no pierdan ningún derecho en territorio británico se recomienda que registren su marca en la oficina de marcas británica para no perder sus derechos en el Reino Unido. Y lo mejor es que lo hagan cuanto antes, ya que el 30 de marzo de 2019, es decir, en apenas doce meses, es la fecha en la que la legislación comunitaria dejará de ser de aplicación en el Reino Unido.

noticia home1

El registro de marcas de la Unión Europea lo regula la  EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea), y con la retirada de Reino Unido puede que los españoles que tengan marcas europeas no tengan protección en este país. Este es uno de los escenarios que puede producirse, ya que por el momento no hay nada cerrado, y se puede llegar a nuevas negociaciones.

Otra de las posibilidades, más alentadora para los titulares de marcas de la Unión Europea, es que se cree un sistema en el que las marcas de la Unión Europea puedan mantener su validez en Reino Unido hasta que expiren. Pero como decimos, aún no hay nada firmado.

En el caso de que tal acuerdo no exista, la consecuencia principal es que las empresas españolas con marcas de la Unión Europea no podrían distribuir sus productos en el mercado británico, sin antes haber registrado su marca en el organismo correspondiente.

Otro de los problemas que se presentan es que los titulares de las marcas no podrán impedir que otras marcas idénticas se registren en Reino Unido. Toda una amenaza tanto a la propiedad intelectual como industrial para los titulares de marcas. Por eso, todas aquellas empresas que tengan negocio en Reino Unido deben actuar ya para evitar problemas en un futuro cada vez más cercano.

Los expertos recomiendan a los titulares de marcas que cuanto antes verifiquen qué protección les ampara y registren su marca en las oficinas británicas para prevenir una posible pérdida de derechos en Reino Unido. Además, para aquellas que estén centradas en el mercado británico, sería bueno que ampliaran su negocio a otros países de la UE.

Sin duda son las marcas las que más van a sufrir en este proceso, ya que en el caso de las patentes, el tratamiento es totalmente diferente. Mientras que la marca de la Unión Europea se registra a través de la EUIPO, que se aplica a todo el territorio de la Unión Europea, las patentes se regulan por un organismo internacional independiente. De esta manera, las patentes europeas seguirán teniendo validez en todos los países miembro a pesar del Brexit.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de cookies.